Dermatitis atópica en niños

La dermatitis atópica, conocida también como eczema cutáneo, es una alergia común en niños que produce enrojecimiento, irritación y picazón. Esta dermatitis es el resultado -principalmente- de una combinación de condiciones hereditarias y cotidianas y lo importante, en este caso, es poder determinar cuál es el origen de la alergia y no sólo preocuparse de tratar la reacción aguda.

Síntomas: Además de las lesiones cutáneas presenta síntomas que afectan a la calidad de vida de los niños. A causa de la picazón durante el día y noche se pueden desencadenar cuadros de estrés, fatiga, déficit atencional, mayor irritabilidad, trastornos de sueño, lo que conlleva cansancio.

 Tratamiento:         

Limpieza zona afectada: Baño rápido de agua tibia con jabón neutro y secado con toques suaves, sin frotar la piel. Hidratar la piel con cremas sin colorantes ni perfumes, se recomienda una vaselina que no sea demasiado espesa.

Lavado ropa:  Utilizar detergentes neutros, además de priorizar la ropa de algodón y cortar sus etiquetas.

Protección Solar: Evitar exponer a nuestros niños que sufren esta alergia al exterior durante periodos prolongados. Si lo hacemos, aplicarles frecuentemente protector solar e ideal que utilicen ropa con protección UV.

-Evitar contacto con alérgenos ambientales: Prevenir el contacto con árboles, plantas y flores que expelen polen, además del polvo de la casa.

Si con todas las medidas señalas nuestro hijo no tiene avances, debe ser tratado por un especialista para que siga el tratamiento farmacológico adecuado.

Enrique Silva