¿Cómo prevenir el reflujo en nuestros bebés?

Es normal que los bebés sufran reflujo gastroesofágico (RGE) durante los primeros meses de vida. Este trastorno consiste en la regurgitación del alimento entre toma y toma, y es un problema digestivo producido por su sistema aún inmaduro, donde el esfínter que separa el esófago del estómago no cierra bien, por lo que parte de la toma vuelve del estómago a la boca.

Por lo general, el reflujo en los bebés dura entre los 3 y 6 meses de edad, aunque en algunos casos pueda alargarse hasta el año, pero siempre notando cierta mejoría.

TIPS PARA COMBATIR EL REFLUJO:

Mejorar la posición del bebé:
Alimentarlo siempre en posición vertical y, posterior a ello, intentar sacarle los flatitos. Si luego lo vamos a acostar, es importante hacerlo siempre hacia arriba o hacia su lado izquierdo. Podemos elevarle la almohada.

No exponer al bebé a olores desagradables:
Evitar que el bebé esté expuesto a perfumes o ambientadores excesivamente fuertes o el humo del cigarro.

La ropa del bebé como remedio para los reflujos:
Si nuestro bebé sufre de reflujos vistámoslo con ropa holgada, preferentemente de algodón, para que transpire correctamente.

Alimentación de la mamá:
Si eliminas algunos alimentos de tu dieta durante la lactancia, consultando siempre a tu doctor para evaluar cuáles pueden ser, es muy posible que ayudes a tu bebé a evitar el reflujo, ya que varios de éstos lo podrían afectar.

Enrique Silva