Cómo cuidar la delicada piel de tu bebé

Tiene el tacto más suave del mundo y su olor es tan maravilloso que sirve para reforzar el vínculo afectivo con la madre. Aprovecha los primeros meses de vida de tu hijo para proteger su piel y para crear hábitos de higiene y cuidados que harán que tu peque tenga una piel saludable durante toda su vida.

Al nacer, la piel del bebé está cubierta por una sustancia sebácea de color blanquecino: es la vernix caseosa, y su función dentro del útero materno era proteger la piel del feto de sustancias irritantes como el líquido amniótico y contribuir a su formación, manteniéndola aislada de la humedad. Esta capa protectora formada por restos de células y grasa que los bebés llevan ‘de serie’ se desarrolla sobre la semana 20 de gestación y durante la semana 36 se reduce su producción. Por eso, la mayoría de bebés nacen con muy poca cantidad, excepto si son prematuros.

Lee más de esto en serpadres.es

Bambino